El genio te deja sin palabras: “Ignacio Burgos on paper”!

Ignacio Burgos, "Works on Paper" 26 de Febrero 23 de Marzo.

N ot to be missed. El 26 de Febrero, a las 9 pm Ignacio Burgos inaugura “Works on Paper”. “Amante_Lifestyle”.

LA DIRECCIÓN: PASEO IMPERIAL 9 BIS. LOFT.

España es un país que no compra(ba) Arte. Hoy, jóvenes estudiantes de arquitectura, abogados, personas que trabajan en una tienda o llevan un gimnasio, prefieren antes tener en su pared ya una obra de arte que gastarse el mismo dinero en una prenda de marca. Está pasando, y el trabajo en papel de pintores consagrados es el paso primero para muchos de ellos. Un paso al que suelen seguir otros. Una buena obra de arte funciona mucho mejor para el Alma y las formas difíciles de los tiempos modernos, que darse un paseo por unos grandes almacenes y meterle un poco más de presión a la tarjeta de crédito. Ese es el cambio. No se produce en la política, se produce en cada uno de nosotros.

Nacho invitación 23 marzo 2014
Ignacio Burgos : Work on Paper

El arte pasa en el sentido de acontecer, y por ello tiene la cualidad misma de la Vida. No se ejecuta simplemente; el arte se reconoce porque hay una desconexión inexplicable entre lo que vemos y lo que sentimos. El ojo es el órgano de captura de la luz reflejada y, el cerebro, la mente, el que interpreta y el que realmente se “ve”. Cuando una mancha emociona partiendo de una realidad que objetivamente no es más que una mancha, algo antiguo llama a los tiempos primigenios en los que el hombre dejó, por primera vez, algo capaz de sobrepasar la longitud de una vida humana o una civilización. No sabemos porqué en profundas cavernas el hombre primitivo pintaba con un trazo de belleza que llega imborrable hasta hoy mismo. Pero ha sido desde entonces compañero de viaje de la Humanidad misma.

Comprar  arte, poseer arte, es una forma de “paz” que cada vez más españoles están empezando a descubrir. Como un enamoramiento, pero casi siempre más fiel, el arte tiene lo que tiene la base del amor: el misterio del otro. Cuando el arte es de verdad, es inagotable, porque con sólo posar la mirada en él, o tocarlo levemente con la yema de los dedos, nos detiene de la vida por un momento y nos reencuentra con nosotros mismos; ese lugar a veces tan difícil donde estar.

Los posters, son otra cosa. Materia inorgánica. Cosa muerta. El arte es el compañero de la Humanidad, la frontera cierta que certifica que, un día, abandonamos lo meramente biológico y nos hicimos personas, hibrido de realidad social y cuerpo físico.

A veces, cambiar, significa cambiar de valores y dar valor a lo que realmente lo tiene. Algo que podamos dejar un día para otra generación.

 

Nacho invitación II
Ignacio Burgos “Works on Paper”.