Por fin mi gran confesión: Sí, además de Ortega, me gusta Mari Trini.